Firma del Pacto Regional por la Cañada Real Galiana

Hoy es un día histórico para los y las habitantes de la Cañada Real Galiana y para la Comunidad de Madrid ya que se ha firmado, en la Puerta del Sol, el Pacto Regional que pretende poner fin a los problemas urbanísticos y sociales que han estado latentes durante más de medio siglo en el asentamiento de la Cañada Real, de 14,2 kilómetros.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha firmado el acuerdo, junto a Cristina Cifuentes, presidenta del Gobierno en Madrid; Soledad Dancausa, delegada del Gobierno en Madrid; Ángel Viveros, alcalde de Coslada y Pedro del Cura, alcalde de Rivas Vaciamadrid.

El objetivo de este pacto es la ordenación del territorio y el reconocimiento y garantía de los derechos de sus habitantes. Contempla dar solución a los sectores 1 y 6, que representan más del 60% del asentamiento. Entre las medidas estimadas, se prevé la consolidación de la totalidad del sector 1 en Coslada mediante la calificación del suelo como urbano. En el caso de las impactadas por afecciones urbanísticas, se ofrecerán alternativas de realojo. Además, de forma inmediata se negociará un convenio para desmantelar el sector 6, área más conflictiva y se convocarán ponencias para el futuro de los sectores 2 al 5.

El acuerdo ha sido alcanzado por todos los grupos de la Asamblea de Madrid con los Ayuntamientos de Coslada, Rivas y Madrid y en su elaboración han participado cuatro instituciones, asociaciones vecinales de todos los sectores y entidades sin ánimo de lucro que trabajan en la zona.

Hoy es el principio del fin de esta situación marginal para la Cañada Real, en la que viven 7.300 personas aproximadamente en 2.500 viviendas. El plazo establecido es de 2 años, aunque el Ayuntamiento de Madrid ya ha puesto en marcha medidas para incrementar su seguridad, movilidad, accesibilidad, programas sociales, salubridad, limpieza de la zona, participación ciudadana y acceso a la cultura.

Marta Portero